Las sesiones de Pilates han demostrado ofrecer una mejora continua y marcada de la motricidad, de la postura y del fortalecimiento de los músculos relacionados con la coordinación y el movimiento. Gracias al Pilates, el deporte y el ejercicio físico han dejado de ser una actividad con restricciones de edad, para generalizarse y llegar a todas las edades y estados físicos.  El Pilates ha logrado situarse como una de las disciplinas más solicitadas por  sus demostrados beneficios para la salud y el ánimo de quienes lo practican, por su facilidad para iniciarse,  y por la baja agresividad de los ejercicios que propone. Además gracias al efecto calor de nuestras salas, se reducen los riesgos de lesiones o enfriamientos, y se potencian los factores beneficiosos del ejercicio, consiguiendo que de una forma segura y progresiva, sus efectos se noten más rápido.